DESAPRENDER: NO SEAS FILETE RUSO

A Norma Ruiz, por crearme un "Click"!


La gente de mi entorno, y que me conoce bastante, sabe que los temas de los post los saco de alguna frase, comentario y asuntos de coaching que van naciendo a mi alrededor. Voy charlando con alguien, esa persona dice algo y ¡zas! Se me ocurre un desarrollo que, a veces, sale solo y otras tiene que madurar unos cuantos días más “en cocina”.
Eso es exactamente lo que me pasó hace unos días, cuando iba paseando con mi amiga Norma. Metidas en nuestras conversaciones, ella, que es una persona muy trabajada y que trata de evolucionar constantemente, dijo:

- es que lo que tenemos que hacer es “desaprender”.

Click!

¿Desaprender? Si.
¿Toda la vida aprendiendo y ahora hay que tirarlo todo por la borda? Si.
¿Todo, todo, todo? Hombre todo, todo, todo no.

¿Qué tenemos que desaprender? Pues bueno… una cosa importante que hay que soltar, pero rápidamente además, es “lo mucho que posamos”. Me explico,  hemos aprendido que hay que dar una imagen, que no me pueden ver vulnerable, que si alguien que me gusta me manda un mensaje no tengo que contestar rápidamente, hemos aprendido a no mostrar sentimientos, a no llorar, a no decir las cosas claramente, a no exponer de manera directa mis opiniones…
Y a muchas cosas más…
A cosas que no me llevan a ningún sitio.

Si desaprendo que los chicos no lloran, quizá me sienta más liberado, quizá empiece a pensar que no pasa nada por mostrarme y quizá la persona que me recibe sea más persona también. Más persona y menos robot. Más persona y menos “filete ruso”.

Porque resulta que mostrarse persona es de valientes.  Para enseñar al mundo mi vulnerabilidad y mi sensibilidad, tengo que estar hecho de una pasta especial, tengo que tener “dos huevos” y tengo que ser alguien seguro de mí mismo. Sólo los valientes se exponen y dicen “esto me duele” o “resulta que me gustas” o “quería verte y por eso te he llamado”, los cobardes dicen “no me importa” o “te he llamado para ver dónde estabas”.

¿Para ver dónde estaba? ¿para ver el sitio? ¿o a mí?

Esto es una invitación a probar durante una semana “a desaprender”, a ver qué se siente. Quizá descubra muchas cosas. Puede que me sorprenda o incluso puede que vea cómo la gente se sorprende.  Lo que sí está claro es que calificaré como persona y no como piedra. Los disgustos seguirán siendo disgustos y las alegrías seguirán siendo alegrías, eso no va a cambiar, pero obtendré la mejor recompensa que puede obtener un ser humano,  que es vivir con la absoluta garantía de estar siendo fiel a mí mismo  y obrar en base a mis principios y valores y no tratar de  agradar constantemente al resto. Un resto que hace exactamente lo mismo. Vamos a dejar el personaje en casa y seamos nosotros mismos. Bueno, es mejor no dejar al personaje en casa,  vamos a echarlo al inodoro y a tirar de la cadena.

Diana.
Coach personal, ejecutivo y empresarial
@reimaginatec

1 Comentarios

    Para poder escribir comentarios en la entrada de blog, debes acceder con tu cuenta de candidato, o crear una.

  1. Candidato eliminado Escrito por Candidato eliminado el 05-11-2013 a las 00:51:45
    Interesante!