Ciclo Christopher Nolan: 'Origen', ante todo originalidad


Antes de cerrar la saga del caballero oscuro, Christopher Nolan se dispuso a realizar un proyecto personal que tenía en mente desde hacía tiempo. En palabras del propio director, "’Origen’ es una película que transcurre en la arquitectura de la mente", y, realmente, esta frase define perfectamente este último trabajo que cierra el ciclo de Christopher Nolan.



Dom Cobb es un experto en el arte de apropiarse, durante el sueño, de los secretos del subconsciente ajeno. La extraña habilidad de Cobb le ha convertido en un hombre muy cotizado en el mundo del espionaje, pero también lo ha condenado a ser un fugitivo y, por consiguiente, a renunciar a llevar una vida normal. Su única oportunidad para cambiar de vida será hacer exactamente lo contrario de lo que ha hecho siempre: el origen, que consiste en implantar una idea en el subconsciente en lugar de sustraerla.
Sin embargo, su plan se complica debido a la intervención de alguien que parece predecir cada uno de sus movimientos, alguien a quien sólo Cobb podrá descubrir.

Nolan se ha distinguido por hacer “participar” a los espectadores en sus películas. De este modo, con ‘Memento’, nos hacía padecer la misma enfermedad que su protagonista y, con ‘El Truco Final: El Prestigio’, actuaba de mago como si de un truco de magia se tratara la propia película. Con ‘Origen’, Nolan es el arquitecto que construye en nuestra mente un sueño prácticamente perfecto del que despertamos en el momento justo en el que entran los títulos de crédito del final. Una vez más, la obsesión es el motor de su historia y, esta vez, cuenta con un nuevo e impresionante reparto en el que encontramos a unos fantásticos Leonardo di Caprio, Joseph Gordon-Levitt, Marion Cotillard, Ellen Page, Cillian Murphy, Tom Hardy, Ken Watanabe, Pete Postlethwaite, Michael Caine y Tom Berenger.

Todo un elenco de estrellas al servicio de un guión magnífico firmado por el propio Nolan en el que, aun así, comienza a pecar de las sobre-explicaciones que se convertirían en el lastre de la última entrega sobre Batman y que se ve sustentado, una vez más, por los magníficos trabajos de Hans Zimmer y Wally Pfister en banda sonora y fotografía respectivamente. Pero la gran baza que juega esta película es, sin duda alguna, su originalidad, algo que últimamente escasea en Hollywood.



En definitiva, ‘Origen’ es el último juego Nolan/espectador que su director nos ha regalado y que, de nuevo, se trata de un entretenimiento puro, sobrado de originalidad y magnífico.

0 Comentarios

    Para poder escribir comentarios en la entrada de blog, debes acceder con tu cuenta de candidato, o crear una.