Volando voy


IdeamiVolandino: www.volandino.com
Ideami: www.ideami.com

Estas Navidades, una marca de vino espumoso conocida por sus spots protagonizados por celebridades, ha decidido cambiar su estrategia comercial y pedir a ciudadanos anónimos que envíen sus brindis a Youtube.  Bigas Luna se ha encargado de seleccionar aquellos cuyos fragmentos se ven en el spot televisivo. A uno de los elegidos le ha sido concedida una ayuda para hacer una película. Se trata de Volandino González, el astronauta imperfecto, que cuenta son su propia página web. 

Por supuesto, se trata de un personaje inventado para la ocasión. Detrás del surrealista Volandino se encuentra el polifacético Javier Ideami, con quien he tenido la oportunidad de colaborar en algunos proyectos. Me enteré de su existencia cuando ambos coincidimos en un festival de cortos online. Buscando participantes de mi ciudad, encontré un extraño vídeo suyo rodado en Croacia. Allí venía la dirección de su web, a través de la que descubrí el universo alucinante de un creador al que no se le resiste ninguna disciplina: Ideami fotografía, diseña, escribe, compone, dirige, presenta, inventa, actúa, dibuja, canta y cocina. Han leído bien. Todo eso y mucho más forma parte de Ideami Creative Studios, inclasificable fábrica de sueños.

Cuando le conocí, Ideami estaba terminando una película de animación con la que había ganado uno de los premios de un concurso de proyectos del festival de Gijón: “Magic mountain”. Él se encargó de escribir el guion, hacer los dibujos, animarla con una técnica que mezclaba 2D y 3D y componer e interpretar la música. Se trataba de una metáfora sobre la relación entre el hombre y la naturaleza, como se encargaba de explicar Javier en el reportaje que incluía el DVD, grabado por un servidor subiendo de espaldas al pico de una montaña, mientras él hablaba a la cámara.  
   
 

Exhausto por la complejidad del proceso de creación de este corto, decidió explorar otros lenguajes y mezclar la animación con su faceta de fotógrafo. De ahí surge un film experimental: “El cuadro”. Definido por el autor como “la historia de una obsesión”, el corto era una expresión radical en la forma y el contenido, alejado de toda vocación comercial. 

Cuando parecía que la faceta cinematográfica de Ideami estaba destinada a selectas minorías, comenzó a realizar una serie de cortos en HD, en los que el diálogo y la narración se abrían camino al fin: “La última cena”, “The long goodbye” y la reciente “Flicker”. Instalado en Estados Unidos, Ideami fue avanzando como cineasta. De esta época, destacaría el inquietante “Erase love”. Cabe añadir, que nuestro héroe también ha hecho sus pinitos en la robótica. 

Contrastando con la imagen seria que se podría suponer al ver algunas de sus obras, Javier Ideami tiene una vena gamberra y payasa, que le gusta sacar a relucir. De ese modo, grabó algunos vídeos humorísticos que colgó en Internet, siendo el precedente del personaje que ahora le ha dado a conocer. El corto “An unexpected visitor”, era una pantomima inspirada en las comedias del cine mudo. 


Finalmente ha sido esta faceta más frívola la que le ha servido para llamar la atención sobre su obra. Gracias al spot, muchos han tenido la oportunidad de descubrir a un artista que llevaba años haciendo de todo y dejándose la piel en cada proyecto. Permanezcan atentos a sus pantallas, porque lo próximo es un largometraje. 
 

0 Comentarios

    Para poder escribir comentarios en la entrada de blog, debes acceder con tu cuenta de candidato, o crear una.