'Snatch. Cerdos y Diamantes', un montaje prodigioso


Tras su debut con la interesante 'Lock, Stock and Two Smoking Barrels', Guy Ritchie se decidió a intentar cruzar el charco con una nueva película de corte similar pero con un reparto más internacional. Sin duda consiguió no sólo dicho salto, sino también una repercusión en el mundo del cine bastante notoria, con 'Snatch. Cerdos y Diamantes'.

Franky es un ladrón de diamantes que tiene que entregar un valioso ejemplar a su jefe Avi, pero, antes de hacerlo, se deja convencer por un tal Boris para apostar en un combate ilegal de boxeo. En realidad, se trata de una trampa para arrebatarle el diamante. Cuando Avi se entera, contrata a Tony para encontrar a Franky y al diamante. Descubierto el triste destino de Franky, la recuperación de la gema desaparecida provoca una situación caótica, donde el engaño, el chantaje y el fraude se mezclan de forma sangrienta con perros, diamantes, boxeadores y gran variedad de armas.



Sin duda alguna, 'Snatch. Cerdos y Diamantes' fue la consolidación de un estilo propio por parte de Guy Ritchie, el cuál nos ofrece una historia trabajada e interesante con un montaje innovador y atrayente, cuyo mayor exponente podemos encontrar en la secuencia de la caza de la liebre. De este modo, el director inglés se destapaba además como un guionista original y contundente. Su citado estilo sirvió, como ya he dicho, para atraer un elenco de actores de repercusión internacional con unos magníficos Brad Pitt, Benicio Del Toro y Dennis Farina que se unen a Jason Statham entre otros.

Como ya he dicho, el trabajo en el montaje del film, que repercute en ese marcado estilo que caracteriza a Ritchie, es soberbio y la banda sonora a cargo de John Murphy ayuda a un producto final que se ha convertido en un clásico contemporáneo. El trabajo en fotografía tampoco anda a la zaga del resto de aspectos técnicos y, globalizando, encontramos la que, probablemente, sea la mejor película de Ritchie hasta la fecha.



En definitiva, 'Snatch. Cerdos y Diamantes' es una muestra prodigiosa de buen guión y montaje innovador con unas interpretaciones magníficas y un trabajo técnico que pocas veces volveríamos a gozar en la filmografía de su director.

0 Comentarios

    Para poder escribir comentarios en la entrada de blog, debes acceder con tu cuenta de candidato, o crear una.