Ciclo Christopher Nolan: 'El Truco Final: El Prestigio', magia cinematográfica


Como ya dije en su momento, tras el éxito de Nolan al hacer renacer al hombre murciélago con 'Batman Begins', el director consiguió la libertad para realizar un proyecto más personal antes de darle continuidad a las aventuras de Batman. Esto se tradujo en la que, probablemente, sea la película más personal de Christopher Nolan hasta la fecha.

En Londres, a finales del siglo XIX, una época en la que los magos eran los ídolos más aclamados, dos jóvenes ilusionistas se proponen alcanzar la fama. El sofisticado Robert Angier es un consumado artista, mientras que el tosco y purista Alfred Borden es un genio creativo, pero carece de la habilidad necesaria para ejecutar en público sus mágicas ideas. Al principio son compañeros y amigos que se admiran mutuamente. Sin embargo, cuando el mejor truco ideado por ambos fracasa, se convierten en enemigos irreconciliables: cada uno de ellos intentará por todos los medios superar al otro y acabar con él. Truco a truco, espectáculo a espectáculo, se va fraguando una feroz competición que no tiene límites.



'El Truco Final: El Prestigio' es la cumbre del estilo de Christopher Nolan, dónde las obsesiones de los protagonistas son el hilo conductor y la dualidad bien/mal que bordaría en su siguiente película alcanzan la mejor sintonía posible para ofrecernos un relato brillantemente llevado a cabo por su director. Estos elementos se unen a la práctica nolaniana de ofrecer un final abierto a la interpretación del espectador, algo que ya realizara de algún modo con 'Memento' y que repetiría en la película que cerrará este ciclo. El guión escrito por los hermanos Nolan vuelve a ser magnífico, recibiendo el beneplácito del autor de la novela en el que se basa, Christopher Priest, que pareció escribir dicha novela pensando en que alguna vez Nolan la trasladase al cine.

Una vez más, el reparto es un punto muy fuerte en una película de este director, con un duelo entre Christian Bale y Hugh Jackman realmente fantástico que se ve completado con secundarios de la talla de Michael Cane, Scarlett Johansson y David Bowie entre otros. En el film volvería a contar con la banda sonora de David Julyan como en sus primeros trabajos y la fotografía vuelve a estar a cargo de Wally Pfister, realizando ambos un trabajo brillante.



En definitiva, 'El Truco Final: El Prestigio' es en sí un truco de magia que aúna todos los elementos de la filmografía de su director de manera impecable, ofreciéndonos un confuso y brillante relato que, a día de hoy, es capaz de reabrir debates que parecían cerrados en cuanto a su interpretación.

0 Comentarios

    Para poder escribir comentarios en la entrada de blog, debes acceder con tu cuenta de candidato, o crear una.